Conceptos claves que guían a Cuerpo Sonoro: la metáfora

Marco conceptual del modelo pedagógico de Cuerpo Sonoro y de la Pedagogía de la Sensibilidad ®

 “Movimientos, improntas y resonancias” es la metáfora definida para el proceso de formación a formadores de Cuerpo Sonoro 2015.


“Movimientos, improntas y resonancias” es la metáfora definida para el proceso de formación a formadores de Cuerpo Sonoro 2015.

En los diccionarios, la metáfora se define como “Figura retórica de pensamiento por medio de la cual una realidad o concepto se expresan por medio de una realidad o concepto diferentes con los que lo representado guarda cierta relación de semejanza”. Sin embargo, en Cuerpo Sonoro la metáfora no solo es una figura literaria sino una manera de describir, definir y proponer un proceso de formación en particular, desde un concepto, una imagen, una relación o vínculo que permite comprenderlo desde una manera tanto sensible como concreta.

“Movimientos, improntas y resonancias” es la metáfora definida para el proceso de formación a formadores de Cuerpo Sonoro 2015. “El juego, el cuerpo, el movimiento y el sonido de la mano de los lenguajes de expresión artística y la vida cotidiana, se conjugan para ofrecer una estructura participativa que convoca a la formación. La cultura y con ella las improntas de las que somos portadores y portadoras, se hacen presentes para alimentar la reflexión y la conversación y así, generar propuestas en las que se destaca el afecto, las identidades, el compromiso y la responsabilidad de todos los y las participantes. Lo anterior asegura su sensibilización, apreciación, experiencia estética y la comunicación para la reflexión del encuentro que nos convoca”. (Tomado de la estructura de formación, equipo pedagógico, Cuerpo Sonoro).

La metáfora es propia, no se calca, no se copia, emerge auténticamente del equipo formador que hace lecturas diversas de sus contextos, de su realidad, de los niños y niñas de primera infancia en su región y las vincula con una propuesta formativa pensada en concreto para su territorio.

En Cuerpo Sonoro, la metáfora no es retórica; no sólo se expresa, sino que se incorpora en las prácticas pedagógicas que atraviesan día a día el proceso formativo de Cuerpo Sonoro, desde esa perspectiva, la metáfora se siente, se encarna y se experimenta.

De ahí que además de “los movimientos, las improntas y las resonancias”, contamos con el “tejido de la vida” (inspirada en el tejido del sombrero voltia’o propuesta por los participantes zenúes), “la montaña y el silencio” (propuesta por bina de El Carmen de Bolívar, en relación con los Montes de María), “oralidad, ecos, movimientos, vibraciones y repercusiones” (de la bina de Bucaramanga en relación con la cultura y el entorno santandereano) y “el árbol de la vida” (recurso propuesto de la bina de Armenia en consonancia con su experiencia en Cuerpo Sonoro), entre otras metáforas que dan cuenta de procesos formativos locales pensados desde el aquí y el ahora de los niños y niñas en primera infancia.

 

 
Etiquetas: , , , , ,

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas