Cuidar a los niños y garantizar su derecho al arte es un asunto de todos

Reseña del texto Comunidades de vida: Vínculos y relaciones (Capítulo 3, Arte en Primera infancia) escrito por María Consuelo Gaitán Clavijo (miembro del Equipo Artístico Pedagógico del Proyecto Tejedores de Vida)

comunidades_vida1

Experiencia artística con familias en una de las sedes de Integración Social en Bogotá.

El último capítulo del libro Arte en primera infancia de Tejedores de Vida (Idartes) abre con una reflexión sobre las relaciones y vínculos que se construyen alrededor de las experiencias artísticas en la primera infancia. Estos vínculos se dan primero entre los niños, las niñas y sus cuidadores, pero también ocurren en ámbitos institucionales y comunitarios, movilizando y transformando creencias y prácticas sobre el arte y los niños.

Los niños y los bebés no llegan solos a las experiencias artísticas, frecuentemente un adulto los acompaña. Por eso en ellas, y sobre todo en las que están dirigidas a la primera infancia, resulta fundamental involucrar al adulto, ofrecerle espacios para que desarrolle su espíritu creativo y afiance los vínculos amorosos con sus niños. Esto se convierte en una oportunidad para explorar y descubrir nuevas maneras de comunicarse con los bebés y de comprender sus lenguajes.

¿Qué descubriste en esta experiencia?

“Que existen maneras diferentes de
comunicación con mi hijo, que sin necesidad
de sonidos puedo interactuar con él,
lo cual es más agradable e importante”.

“Descubrí la diversidad de lenguajes
que puedo usar con mi bebé”

Madres, Grupo de ámbito familiar 2014.
Diana Castillo. Artista Comunitaria 2014.
Proyecto Tejedores de Vida.

La experiencia artística también abre la posibilidad para que los cuidadores amplíen los espacios de autonomía de los niños y se ejerza la participación infantil como un ejercicio permanente y cotidiano. En palabras de Gaitán: “El cambio de posición, la escucha y la observación que permite la experiencia artística, abren las puertas para establecer nuevas formas de relacionarnos con los niños y las niñas, mucho más sensibles y horizontales”. (Gaitán, 2015, p. 203)

Además de las relaciones y vínculos entre niños y cuidadores, las experiencias artísticas movilizan relaciones comunitarias y nuevos sentidos del espacio público, que es apropiado y disfrutado por bebés y cuidadores. También se genera conciencia sobre el lugar protagonista de los niños en la sociedad, la importancia de asumir su cuidado como un asunto de todos y al arte como un derecho que debe gozarse desde la primera infancia. Esto también repercute en la participación ciudadana, pues las comunidades encuentran en las artes un lugar donde su voz es escuchada y tenida en cuenta, lo cual permite que se ejerza la ciudadanía.

Foto: Tejedores de vida.

Foto: Tejedores de vida.

Si quieres conocer más sobre las relaciones y vínculos que se construyen en la primera infancia a través de la experiencia artística, consulta el texto completo en el sitio web de Idartes.

Este libro fue publicado en 2015 como un ejercicio de gestión de conocimiento del programa Tejedores de vida. En él se recoge la investigación y reflexiones derivadas de su trabajo artístico con la primera infancia, en las voces de artistas, familias, cuidadores, agentes educativos y expertos que aportan comprensiones novedosas sobre el arte, los lenguajes expresivos y la primera infancia.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas