Desarrollo emocional. Clave para la primera infancia, una aproximación al desarrollo emocional temprano

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

 

“El desarrollo infantil integral suele definirse a través de los cambios que los niños atraviesan en términos físicos, cognitivos, emocionales y sociales que los habilitan a una vida autónoma y plena. Muchas de estas dimensiones son por todos reconocidas y solemos encontrar abundante literatura sobre la mayoría de éstas (salud en primera infancia, desarrollo cognitivo, físico, entre otros). Sin embargo, es menos habitual contar con información relevante sobre un pilar del desarrollo infantil como lo es el desarrollo emocional”. (Elena Duro, Especialista en Educación de UNICEF, Desarrollo emocional. Clave para la primera infancia)

El niño tiene, desde su nacimiento, la capacidad de relacionarse socialmente, pero podrá desarrollarla, siempre y cuando haya alguien disponible para establecer esta relación social.  Los vínculos afectivos se construyen en la medida en que los padres, familias y cuidadores dediquen tiempo con los niños para generar un espacio de confianza e intimidad que pueda ofrecerles seguridad, cuidado y protección.

¿Qué necesita un niño pequeño de sus cuidadores?, ¿Qué necesitan los cuidadores para criarlo?,  ¿Cómo se relaciona un bebé con los demás? ¿Qué usa para comunicarse, conocer y conquistar el mundo?, ¿Cómo nos damos cuenta de que un bebé está sufriendo?, ¿Cómo nos damos cuenta de que el vínculo no se está construyendo armoniosamente?, ¿Qué puede hacer el cuidador frente al sufrimiento del bebé? Estas son sólo algunas de las preguntas que responde la  publicación Desarrollo emocional. Clave para la primera infancia  de la Fundación Kaleidos y del Fondo de las Naciones Unidas por la Infancia (UNICEF), que tiene el objetivo de orientar la mirada de los cuidadores primarios, de las familias, de las comunidades, y de las políticas en salud y educación, hacia el desarrollo emocional temprano.

“En el inicio, la fuente más importante de estímulos para un bebé es el cuerpo de la persona que se ocupa de él. La presencia física, la proximidad cuerpo a cuerpo y el comportamiento interactivo sirven como una función reguladora externa para su organización psíquica y emocional. Los brazos del adulto, las caricias, son el lugar donde las experiencias sensoriales y los estados internos permiten la construcción de un rudimentario sentido de sí mismo”. (Capítulo 1: ¿Qué es lo esperable en el desarrollo emocional de un niño?, Desarrollo emocional. Clave para la primera infancia)

Marcela Armus, Constanza Duhalde, Mónica Oliver, Nora Woscoboinik, entre otros especialistas de la Fundación Kaleidos y UNICEF han sido testigos de cómo  “en los últimos veinte años, ha crecido el conocimiento acerca de la salud mental y el desarrollo de los niños en la primera infancia. Este conocimiento se logró gracias a la observación sistemática de bebés, a la investigación y a la intervención clínica con niños pequeños. De esta manera, sabemos hoy cuáles son los factores que permiten el surgimiento de modalidades de desarrollo esperables y cuáles determinan las dificultades en este proceso”.

Este contexto los llevó a desarrollar un documento que plantea una nueva mirada sobre el desarrollo infantil y aborda temáticas como las problemáticas relacionadas con el desarrollo emocional temprano, los signos de alarma y de sufrimiento emocional, y los modelos de intervención vinculados a la promoción, la prevención y la asistencia.

Además, el libro cuenta con un completo glosario que reúne conceptos básicos que hacen parte del aprendizaje en torno al desarrollo emocional en los tres primeros años de vida , sus dificultades e intervenciones posibles.

“Es nuestro deseo, nuestra intención, que este documento genere puentes entre todos los que trabajamos en los temas vinculados al desarrollo integral de la primera infancia… Esperamos que este documento sea un aporte para ello porque, como dice el Dr. Bernard Golse (1999): “Invertir en los bebés tal vez sea la última utopía para tener una ciudadanía y una sociedad más sanas, menos violentas”. (Capítulo: Conclusiones, Desarrollo emocional. Clave para la primera infancia)

Pueden descargar Desarrollo emocional. Clave para la primera infancia aquí.

 

2 Comentarios

  1. Pilar Lopez

    Buenas noches quisiera suscribirme al boletín pues tratan temas muy pertinentes a la realidad que estamos viviendo

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas