VIDEO / Guillermina y Candelario, la negritud presente en los contenidos para niños

Etiquetas: , ,

Por Lina Salas Ramírez, MaguaRED.

GuilleCande1

A propósito del Día Internacional de la eliminación de la discriminación racial, les recomendamos la serie colombiana Guillermina y Candelario, que se encuentra en la sala Mi casa en el árbol de nuestro portal Maguaré.

Guille y Cande viven con sus abuelos, Faustino y Francisca, muy cerca a la playa en el Pacífico colombiano. Pasan los días jugando, tocando sus instrumentos típicos como el guasá y la marimba de chonta, imaginando historias y resolviendo conflictos propios de la niñez. Son tal vez los únicos personajes afrodescendientes que verás, al menos por el momento, protagonizando una serie infantil. ¡Sorprendente! ¿Cierto? La población afro tiene tanta presencia en el mundo y en nuestros países latinoamericanos que su ausencia en los relatos que le contamos a los niños a través de las pantallas plantea discusiones importantes sobre la apertura a la inclusión.

Pero Guillermina y Candelario ya están presentes, desde algún pueblo de nuestro Chocó biogeográfico, mostrándole a la infancia otras formas de vivir, de lucir, de jugar, de sonar y de convivir en familia y comunidad. Esas formas no tan otras, no tan ajenas, terminan por evidenciar que aún en la diferencia tenemos siempre puntos en común que nos hacen acreedores de los mismos derechos y posibles aliados para el mundo que soñamos.

En Brasil, por ejemplo, acogieron desde 2015 esta serie de Señal Colombia y Fosfenos Media y la transmiten en su canal TV Brasil. Parte de los argumentos que exponen para haber tomado esta decisión tienen que ver con los relatos universales que se plantean desde la perspectiva de una comunidad negra y se consuman como esfuerzos del país lusoparlante para “proporcionar al público brasileño, especialmente a los niños, un contacto con la cultura y la identidad que revierta las percepciones negativas sobre la población afro y fortalezca la autoestima, la historia y la cultura de América Latina y el Caribe africano”.

La serie lleva ya tres temporadas y casi medio centenar de capítulos. ¡En Maguaré los tenemos todos! Dándole play a los títulos (a los que se puede acceder también por el buscador con icono de lupa al lado derecho de la página), podrán ver la evolución de Guillermina y Candelario; sus personajes, relatos, canciones, conflictos e incluso su estilo gráfico. En la tercera temporada, una fase más madura del proyecto, mi favorito es el capítulo Mis nuevos amigos, que a propósito del tema introduce a dos nuevos personajes con los que Guille y Cande tienen un encuentro que termina en intercambios culturales a través de la música, ingrediente esencial y maravilloso de la serie.

Las historias de Guillermina y Candelario se convierten en una poderosa oportunidad para preguntarnos sobre lo que le estamos dejando a la infancia y un ejemplo de dulzura y unión que puede ser muy útil para abordar distintas situaciones en la familia. Cuando en casa se hereda todo, menos prejuicios, suceden cosas maravillosas como la super sorpresa que preparan los niños a la abuela Francisca cuando se enferma, o el interés de Candelario en cuidar y ayudar a Guillermina cuando quiere montar bicicleta y no tiene con qué.

¡Los invitamos a ver Guillermina y Candelario en línea y comentar cuáles son los favoritos de su familia!

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas