Hay que hacerle una fiesta a la sílaba, un perfil de Jeanne Ashbé

Etiquetas: , , , , , , , ,
IMG_2879

Jeanne Ashbé, logopeda, autora e ilustradora belga .

Jeanne Ashbé se pasea por los corredores de la sala infantil de la Biblioteca Luis Ángel Arango, ese día luce un buzo amarillo que contrasta perfectamente con su blusa de estampados geométricos azules y negros.
Toma los libros de los estantes con curiosidad, los hojea, sonríe, se acuclilla para alcanzar los que están más cerca al piso y luego reúne varios.
Cuando se acerca a las personas lo hace muy amablemente, pide perdón por haberse perdido entre los tesoros que ahora guarda entre sus brazos.
Sus ojos son pequeños, alargados y da la impresión de que siempre ríen.

Nació un 6 de noviembre de 1955 en Bruselas, Bélgica; hija de una madre de 25 años que la tuvo a ella y a sus otros tres hermanos con un año de diferencia.
“Yo era una niña de una familia numerosa, y el recuerdo que tengo de mi infancia es que estaba llena de alegría. Con mis hermanos, como estábamos tan cerca unos de los otros, jugábamos juntos, la imaginación era muy importante y mi madre fantaseaba mucho, nos hacía ver el mundo lleno de imágenes, y yo tengo eso dentro de mí.

Jeanne Ashbé no siempre ha hecho e ilustrado libros, su profesión es la de logopeda, terapeuta del lenguaje, y por más de 30 años le leyó a los niños y a sus padres cuando trabajaba en un hospital infantil en Quebec, Canadá. De niña solía dibujar casi a diario pero cuando llegó el momento de decidir a qué profesión dedicarse se dejó aconsejar de sus padres que no consideraban que dibujar fuera un trabajo, por lo que se convirtió en terapeuta sin que esto significara alejarse del dibujo y mucho menos de los niños. Hoy completa más de 50 libros publicados que han sido traducidos a una docena de idiomas incluyendo español e inglés y hacen parte de L’école de loisirs una de las editoriales francesas de literatura infantil y juvenil más prestigiosas del mundo.

“Soy un adulto que recuerda mucho su infancia y no sé por qué. A menudo me preguntan ¿cómo lo haces?, y quizás es porque haciendo mi trabajo hago vivir todo el tiempo mi infancia, hago libros porque la recuerdo. Las personas creen que esto nace porque soy madre de cinco hijos, pero estoy segura ahora que no es a este campo que se pasa. En realidad no sé exactamente lo que es, pero las personas a mi alrededor dicen que tengo esta relación cercana con los niños. Para mi es completamente natural, no tengo ningún mérito en eso.
Aunque es común escuchar que hablo la lengua del bebé, es algo que tiene que ver con mi vida, con mi bebé interior”.

IMAG1017

Como dice ella, dibujar bien no es lo más importante para hacer libros para niños, no es una pregunta de dibujar bien o no, ya que se pueden hacer libros para niños muy buenos sin dibujar bien. En la literatura infantil es importante dejar de pensar que lo más importante es el hecho de enseñar o explicar. Ashbé, cuenta que se encontró preguntándose cómo era que los adultos le leían a los bebés y lo que encontró fue que los padres lo que hacían era describir las imágenes, “este es un conejito, un perrito, amarillo es el color del sol, este es el verde y este el azul”. Esta forma de leerle a los bebés no puede estar más alejada de la comprensión que ellos mismos hacen del mundo.

“El bebé se demora en entender esa forma adulta de pensar. Siempre decimos, es así, así y así. Si haces eso de imponer modelos y formas de hacer las cosas estamos diciendo que es el bebé el que no sabe y es exactamente lo contrario. Lo importante es acompañar a este niño que tiene este deseo de aprender”.

El texto en los libros para primera infancia es muy importante. Los bebés entran a la lectura a través de su oído, y en la primera etapa, más o menos desde su primer año hasta que cumplen tres, están lejos de la comprensión de la imagen.
Se puede observar cómo en la escucha se genera reacciones muy importantes, los bebés siguen esa lectura con sus ojos, el movimiento de sus pies y sus manos.
Cuando se empieza a leer, algo ocurre y son estas reacciones que son muy importantes.

En todas las culturas en el mundo, hay canciones de cuna, arrullos, historias, fábulas y cantos que están pensados para ellos. El sonido, la cadencia, el ritmo y sobretodo las onomatopeyas son cruciales. Realmente lo que les gusta es la música del texto.
Antes de enseñarles a hablar y a comprender el lenguaje, hay que hacer una fiesta a la sílaba, al balbuceo.

Por ejemplo ¡boom! es una palabra muy importante en la vida de ellos, cuando se caen dicen ¡boom!, cuando tiran algo dicen ¡boom!.

pas de loup 4

Es valioso darle palabras a los niños pero es más trascendental el amor, el alimento, y solo un poco de palabras con mucho humor. Para un bebé es fundamental tener padres sonriendo, eso transmite seguridad.

“En la vida de los bebés hay muchas cosas difíciles por las que deben pasar. Los adultos pensamos que tenemos que explicar todo. Pensamos que si explicamos será más fácil para ellos. Pero, la manera en que los niños entienden es distinta. Se necesita muchos años para que ellos comprendan el mundo racionalmente como nosotros”.

Ashbé toma uno de sus más recientes libros Pas de loup, que podría traducirse como no lobo, no está el lobo o a paso del lobo, una propuesta para acompañar a los más pequeños en sus primeros pasos a la lectura y en el que es imprescindible leer el texto que está pensado desde las onomatopeyas que el mismo bebé empieza a utilizar. Sus páginas juegan con la sorpresa que al bebé le produce develar lo oculto, y cuenta con una línea narrativa en el que el desenlace es descubierto por ellos mismos, como un lobo escondido detrás de dos puntos blancos en el cielo que solo ellos pueden ver.

Sus ojos ríen a carcajadas mientras lee y en algunos apartes canta con el libro. La alegría, esa emoción tan presente en su infancia, todavía es evidente en su voz y su forma de expresarse que acompaña con gestos de inocencia que aún a sus 62 años parece ser la fuente de su continuo deseo por aprender.

pas de loud definitivo

Los libros de Jeanne Ashbé podemos encontrarlos en la Biblioteca Luis Ángel Arango en la sala y colección infantil

Glosario de primera infancia

Logopeda: es la persona que ejerce la logopedia, que es la ciencia que estudia los trastornos de lenguaje y audición en niños y adultos. En los más pequeños es una gran ayuda para que mejoren su comunicación.

1 Comentario

  1. Carmen Alicia Sogamoso

    Que hermosura de texto. Las palabras atadas a la infancia, los adultos como un puente entre el libro y los bebés, así recuerdo mi historia lectora, una mamá que me recitaba versitos, canciones, adivinanzas, juegos de palabras… gracias.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas