La lectura puede ser un juego en familia

La lectura en familia fortalece los vínculos afectivos entre padres e hijos.

La lectura en familia fortalece los vínculos afectivos entre padres e hijos.

Los libros deben tener un lugar importante en la vida de los niños desde que son bebés. Que puedan acceder a los libros, por medio de sus padres y de otros adultos, aumenta mucho sus oportunidades de convertirse en seres humanos felices y comprometidos.Dorothy Butler

La lectura en voz alta, más que una estrategia de enseñanza, es una actividad fundamental para el desarrollo de niñas y niños. Y mucho más cuando se habla de primera infancia, dado que entre la gestación y los 6 años de vida se desarrollan la mayoría de las conexiones cerebrales, las habilidades básicas del lenguaje, el pensamiento simbólico, la motricidad y las bases de las interacciones sociales.

Numerosos estudios demuestran que leerle en voz alta a los niños fortalece sus capacidades de escuchar, imaginar, crear, concentrarse y expresarse. La lectura en estas edades trasciende las palabras en los libros y abarca también las canciones, las rimas y las conversaciones acerca de las ilustraciones que acompañan los textos.

Leer en casa

La lectura en voz alta debería realizarse al menos durante 15 minutos diarios. Este hábito fomenta en los niños el gusto por la lectura, aporta a la formación del lenguaje y permite fortalecer los vínculos afectivos entre padres e hijos. Es importante que ellos vean la lectura como un momento de juego en el que pueden aplaudir, repetir sonidos, moverse libremente, dibujar y crear sus propias versiones de la historia.

En el portal Maguaré hay una selección de libros que pueden compartir en familia, y si los adultos tienen dudas acerca de cómo realizar una adecuada lectura en voz alta, a continuación se comparten algunos consejos del sitio web chileno Lemalín:

 

 
Etiquetas: , , ,

1 Comentario

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas