Léele a tu bebé desde el vientre materno

Por: Maritza Chavéz – Promotora de Lectura en Olingo Lee
Contacto: 300 300 09 31

olingo_lee_logoNo es un secreto la conexión que existe entre los padres y él bebé desde la gestación, y cada vez más personas son conscientes de ello. Los niños sienten lo que pasa al interior de la madre y por fuera de ella, perciben sonidos, estados de ánimo, caricias, voces, música, palabras, por lo tanto, cuando le hablas a tu bebé le estas dando importancia y presencia. Tócate, transmítele mucho amor y acompaña esos momentos con una buena historia, poesía, rima o canto infantil.

Leer durante el embarazo trae muchísimas ventajas a nivel cognitivo: aumenta el vocabulario, facilita el aprendizaje y genera un desarrollo intelectual temprano. A nivel emocional también hay ventajas: el bebé reconoce las voces de sus padres más fácilmente, lo cual en sus primeros meses de vida le servirá para tranquilizarse cuando las escuche.

¿Qué alcance tienen tus palabras en el bebé dentro del vientre materno? Muchos de los estudios realizados en torno al desarrollo del feto a partir de ecografías y diagnósticos prenatales demuestran que el bebé experimenta en el útero diversidad de sensaciones, responde a estímulos externos y hasta sueña. Un dato significativo de estos estudios revela que el oído es el sentido que alcanza un mayor desarrollo intrauterino. Su formación comienza ya durante las primeras semanas y al final del sexto mes los bebés son capaces de percibir sonidos externos al cuerpo de la madre y muchas veces lo manifiestan a partir del movimiento.

En el útero materno existe una intensidad sonora de entre 50 y 60 decibeles, lo que equivale al sonido producido por una conversación en tono normal. El bebé distingue la voz de su madre entre la de otras mujeres, he ahí la importancia de hablarle y leerle desde el vientre. Las voces de los padres que acompañan al bebé desde el arrullo, el canto, los mimos, las nanas, las rimas e historias y relatos, le están diciendo lo amado y esperado que es.

Cuando los padres le transmiten al bebé afecto a través de la lectura él lo reconoce, por tanto, es importante crear una rutina de lectura durante y después del embarazo.

Fotografía: De Cero a Siempre.

Cuando los padres le transmiten al bebé afecto a través de la lectura él lo reconoce, por tanto, es importante crear una rutina de lectura durante y después del embarazo. Así, por ejemplo, a cierta hora del día toda la familia estará dispuesta a conectarse con el mundo literario y, al mismo tiempo, preparándose para ser grandes lectores.

Nárrale cuentos, cántale, susúrrale, enúnciale lo mucho que lo esperas y amas, preséntale la familia que lo acoge, descríbele el mundo al que llega a través de las palabras y la literatura. Le puedes contar historias con una trama definida que lo acerquen a la vida cotidiana. En este sentido, la lectura desde la gestación no es sólo la posibilidad de desplegar y enriquecer tu vocabulario y el de tú bebé, sino que también, estás creando un fuerte vínculo emocional.

La experiencia de lectura nos conecta con la literatura y el goce estético, con la vida y con el afecto, por ende, el placer de la lectura desde el vientre materno puede invitar a tu hijo a convertirse en un gran lector. Cuando la lectura está alejada de las presiones académicas se genera una motivación perdurable que impulsa a amar la lectura y a querer seguir leyendo durante toda la vida.

Tips para leer desde la gestación

  • Un buen lector comienza desde casa, lee con tus hijos desde el vientre, antes de que descifren el alfabeto y continúa haciéndolo cuando sean buenos lectores
  • Los sentidos son sumamente importantes en el aprendizaje del mundo, utiliza cada uno de ellos durante la gestación para acompañar la lectura.
  • Busca rimas, nanas, arrullos y cántale a tu bebé, recuerda que te escucha y se está conectando contigo y con la literatura. En Maguaré puedes encontrar muchos recursos para compartir en familia.
  • Lee lo que tú disfrutes, si tú lo haces tú bebé lo sentirá.
  • Recuerda vincular a papá y a otros familiares cercanos en los momentos de lectura.
  • Arma tu propia biblioteca en casa, con libros que tengan buen contenido literario y aptos para niños.
  • Evita libros demasiado comerciales, donde el esfuerzo estético y creativo están poco vinculados con una buena composición literaria. El catálogo de Leer es mi Cuento del Ministerio de Cultura y los Títulos altamente recomendados de Fundalectura te pueden ayudar a identificar libros valiosos.
  • Léele en voz alta. El tono, la entonación y la emoción con las que transmites las historias cuentan mucho.
  • Los bebés leen con sus sentidos, así que mientras lees cántale, acaricia tu vientre y juega.
  • Dale mucho amor y cariño desde antes de su llegada, prepáralo para el recibimiento amoroso de la familia.
  • Consulta nanas y arrullos de la tradición oral colombiana, son muy divertidos y sonoros por sus rimas y composición, además estarás acercando a tu hijo a su cultura.
 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas