“La lectura enseña cosas que se aplican en la vida diaria“ Perfil de Yuli Duarte promotora de lectura

Yuli Duarte promotora de lectura de Acacías en los hogares del ICBF

En el barrio la Tiza en Acacías, Meta, a 28 kilómetros al sur de Villavicencio se encuentra la biblioteca pública. En este lugar, más exactamente en la sala infantil, Yuli Duarte comparte con los niños un gusto adquirido que es la lectura y su pasión por servir a la comunidad.

De niña, el juego se convirtió en su pasatiempo, los días enteros y algunas noches compartía con sus amigos del barrio La Independencia, considerado una de las zonas más peligrosas. Rejo quemado, yermis y por supuesto crear historias con sus muñecas son los juegos que más le gustaban.

Pese a que no tuvo padres que le leyeran de pequeña, Yuli recuerda que las palabras llegaron de una forma particular. Cuando su mamá la enviaba a ella y a su hermana mayor a hacer un mandado al centro, en el trayecto su hermana jugaba a encontrar en los letreros o avisos publicitarios cercanos a la avenida, las palabras más pequeñas, para que Yuli, haciendo un esfuerzo, las encontrara. Sin embargo, no fue la única forma con la que ella se relacionaba con las palabras, estas también llegaron en forma de poesía. Su mamá siempre le decía “ven y te enseño una canción“ y le cantaba La Muñequita vestida de azul, que se había grabado en el colegio, Yuli cuenta que aun cuando ya se la sabía de memoria su mamá le seguía insistiendo en que la escuchara.

Yuli haciendo lectura en voz alta en el marco de las Bibliovacaciones

Esta promotora de lectura, quien era la menor de cuatro hermanos, pasó a ser la segunda, por la violencia que de muchas formas azotaba la región. Como si fuera una especie de maldición perdió a tres de sus cuatro hermanos cuando éstos cumplieron 25 años. Hoy con esta misma edad trabaja en la biblioteca y en su barrio haciendo promoción de lectura. Cuando tenía 18 años y recién terminó de hacer sus prácticas como tecnóloga en Administración de empresas del Sena, conoció a una maestra que pertenecía a la iglesia a la que ella asistía y con ella comenzó a predicar la palabra a los niños del barrio. En sus clases, Yuli se disfrazaba y transmitía la historia bíblica con distintas dinámicas. Ahí se dio cuenta que le gustaba enseñarle a los niños y le ofrecieron trabajar en la biblioteca donde comprobó que muchas de las técnicas que utilizaba con estos niños las podía aplicar a la promoción de lectura. Cuando ya estaba trabajando decidió estudiar licenciatura en español y abandonar definitivamente la carrera de administración, ya que había entendido que lo que más le apasionaba era trabajar con la comunidad. 

Desde noviembre de 2015, Yuli trabaja en la sala infantil, allí, ya sea con el programa de Biblioteca escuela con el que los niños de los colegios públicos y privados de la zona tienen una hora del libro todos los jueves, o con la hora del cuento donde se acercan madres, familias y los niños de los barrios aledaños, Yuli desarrolla estrategias para que los niños lleguen ansiosos y con expectativas por el libro escogido para la lectura en voz alta.

Para esta promotora, el amor por los libros se trasmite desde el momento en que la lectura es seleccionada, la forma como uno lee, la entonación, el cambio de voz, e incluso el espacio y la ubicación que los niños decidan al momento de leer o de escuchar una lectura compartida.

El Sastrecillo valiente salido de la máquina del tiempo

Algo muy especial que se realiza en la sala infantil de la biblioteca de Acacías, es que los personajes de los cuentos cobran vida. Gracias a una máquina del tiempo construida por Yuli y las demás promotoras, los niños pueden prender la máquina y ver aparecer a personajes como la princesa y el pirata o Jorge Velosa mientras leen la Cucharita. 

La biblioteca es un espacio importante porque uno los está contagiando de la lectura, lo veo como un patrimonio, donde los niños se alejan de la cotidianidad a través de los cuentos y los libros, mientras se divierten.

Como ella dice, en la sala de lectura no se enseña a leer sino a que les guste la lectura. No es el colegio, no es un café internet, sino un espacio donde pueden compartir con su familia.

La lectura puede realizarse combinando la actuación, el manejo de títeres y distintas dinámicas para atraer la atención de los niños.

“Para mi vida la lectura ha sido muy importante. Hay varios libros que me han impactado. había un libro que yo siempre veía pero nunca lo había leído, se llama Imposible mover un hipopótamo, y una compañera se animó a leerlo. La historia era  de un ratoncito, un ser vivo tan pequeño, que le enseñó a todos los animales del bosque el poder de decir por favor, me reí porque siempre veía ese libro y no lo leía. Un libro enseña pequeñas cosas que se aplican y se vuelven significativas en la vida“.

Yuli encuentra que la lectura no solo la ha transformado a ella sino a los niños del barrio que destacan las lecturas en las conversaciones, han aprendido a compartir, a no discriminar y a ser más creativos.

A largo plazo Yuli tiene el sueño que la hora del cuento sea digital, a través de vídeos reproducidos en la sala, en la que los grandes héroes y personajes de la región sean los que les leen a los niños. Yuli se imagina al policía, al bombero, al adulto mayor, leyendo el cuento que más les guste y así contrarrestar que sean las mismas voces las que ellos escuchan cuando les leen.

A partir de esta semana, en la biblioteca de Acacías, iniciará las Bibliovacaciones que están llenas mucha lectura, cine y recreación, a través de la lectura en voz alta y de actividades en el portal Maguaré, los niños tendrán la oportunidad de disfrutar, apropiarse y compartir en este espacio que es de ellos.

 

Comenta si conoces alguna experiencia similar o actividad que se esté realizando en estas vacaciones .
 
Etiquetas: , , , ,

1 Comentario

  1. Leidy Noreida Lozada Q

    Felicitaciones por tan bonita labor con los niños. Dios te recompensará.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas