5 películas animadas para compartir con los niños en el Día del padre

Recomendado para:

peliculas_papa_2016_2

El cine tiene la enorme capacidad de transportar a sus espectadores a otros mundos, de permitirles experimentar emociones y sentimientos a través de personajes que acaban de conocer, de remitirse a sus propias vidas y verlas desde otra perspectiva, de reflexionar y de  hacerse preguntas. No hace falta vivir bajo el mar para solidarizarse con la búsqueda de Marlín, crecer entre felinos para conmoverse con la muerte de Mufasa o ser un vikingo para desear que el padre de Hipo lo valore tal como es.

Las películas infantiles, al igual que los libros para niños, se convierten en oportunidades para compartir momentos valiosos en familia, para conversar con ellos acerca de diferentes temas, para escuchar qué piensan y sienten de las situaciones que se presentan en la pantalla y de sus propias vidas.

En esta entrada el equipo de Maguaré y MaguaRED seleccionó cinco películas animadas con las cuales las familias pueden reunirse en torno al padre como un personaje que también desempeña un rol amoroso en la crianza, que también cuida, expresa afecto, abraza y dice “te quiero” y que por ello debería tener la oportunidad de estar presente, de cambiar, de fortalecer el vínculo con sus hijos y de compartir con ellos sus formas propias de asumir la paternidad. Como veremos en la selección, ser padre va más allá de la fecundación. Ocurre en el corazón y se manifiesta en las acciones cotidianas.

1. Shrek Tercero

Shrek Tercero (2007)

Shrek Tercero (2007).

Productora: DreamWorks Animation
Reseñada por: Alexandra Mancera

En esta tercera entrega, en el reino de muy muy lejano, Shrek y Fiona se convertirán en padres de tres niños ogros. Y como padres primerizos son varios los retos que tendrán que enfrentar: aprender a comunicarse y comprender los lenguajes de los nuevos integrantes de la familia, cuidarlos amorosamente y atender sus necesidades, manejar el tiempo y el cambio de roles. Para el nuevo papá el reto principal será poder reconocer las emociones que esta experiencia genera en él y lograr establecer con sus hijos una relación armónica, amorosa, que acoge y que le permite nacer como padre.

La película logra así mostrar a través de la sátira las emociones que experimentan los hombres al reconocerse como padres, y lo que genera en ellos el asumir con conciencia amorosa la construcción del vínculo afectivo con su hijo o hija. Sin duda, un tema que nos convoca para reflexionar acerca de las paternidades que traen consigo el participar en la crianza y cuidado, y el amar a todo niño y niña desde antes de que habiten el vientre materno.

2. Cómo entrenar a tu dragón

Cómo entrenar a tu dragón (2010).

Cómo entrenar a tu dragón (2010).

Productora: DreamWorks Animation
Reseñada por: Alexandra Mancera

Cómo entrenar a tu dragón es una película animada, nominada en 2011 a los Globos de Oro como Mejor Filme Animado y en los Óscar en las categorías de Mejor Película Animada y Mejor Banda Sonora. Esta película está basada en un libro infantil del mismo nombre escrito por la británica Cressida Cowell. Los directores Chris Sanders y Dean DeBlois logran darle al espectador personajes profundos, con problemas y sueños, que viven situaciones relacionadas con el vínculo entre un padre y un hijo, la amistad entre lo bestial y lo humano y los prejuicios familiares y sociales. Por ejemplo, Hipo siente que su padre solo dispone de órdenes e instrucciones que le impiden experimentar sus deseos más profundos. Por ello, a veces para Hipo su padre es más tirano que compañía, apoyo, protección y expresión de afecto. Al mismo tiempo el padre de Hipo, líder de la comunidad, se siente abrumado porque cree que su hijo no es digno de la fuerza que caracteriza a un vikingo e ignora que posee otras virtudes como ingenio e inteligencia. Pero estas cualidades poco le importan al padre y a los demás aldeanos. Debido a esto, Hipo busca la forma de demostrar que es un guerrero digno de ser aceptado y respetado. Lo que el pequeño protagonista logra, cambia la manera en la que los aldeanos se relacionan con los dragones y cambia también el destino de Hipo y de su padre.

A través de esta película podemos reconocer las diferentes relaciones que se construyen entre el padre con sus hijos o hijas, qué emociones están presentes y cómo habitan el corazón de los seres que amas: ¿Qué memorias y experiencias las construyen? Esta película plantea muchas otras preguntas sobre la experiencia cotidiana de la paternidad en la que niñas y niños son amados, cuidados, reconocidos, valorados. ¿Dicen los papás palabras que solo dan órdenes y asignan tareas u ofrecen voces que susurran un “te quiero”, un “gracias por permitirme ser nombrado padre”? Recordemos que la vida de los niños está llena de experiencias que cambian el destino de muchos seres humanos.

3. El rey león

El rey león (1994).

El rey león (1994).

Productora: Walt Disney Animation Studios y Walt Disney Pictures
Reseñada por: Lina Salas Ramírez

Esta película dirigida por Rob Minkoff y Roger Allers fue una de las más relevantes para los estudios Disney en términos de reconocimiento y recaudación, y un referente sobre la animación 2D desde su estreno (1994). Además, El rey león fue para los niños de los noventa una inolvidable experiencia que nos conectó con la posibilidad de la pérdida, la realidad del dolor y la importancia de nuestros papás en nuestras vidas. Todos lloramos al anticipar la muerte de Mufasa en esa estampida a la que lo lanzó su hermano Scar desde un abismo y nos reconocimos en el sufrimiento de Simba mientras observaba a su padre respirar el último aliento. Pero también nos divertimos con las malvadas canciones de las hienas, las ocurrencias de Timón y Pumba y lo ansioso que se ponía el perico pico rojo Zazú mientras cuidaba a los leones cachorros. Esta película fue perfecta para nuestra corta edad porque supo hablarnos de un tema que a veces parece no ser para niños: la muerte, mientras nos dio también el gozo, las risas, los valores y la esperanza que suelen entregarnos las producciones infantiles.

Ya se ha dicho que esta es una especie de adaptación del clásico Hamlet, de Shakespeare. El mismo conflicto se da cuando el hermano del rey lo mata buscando el trono y luego este habla desde “el cielo” a su heredero para que vengue el asesinato. En El rey león  el centro no es la venganza (y es interesante esta forma de abordar el relato para  los niños), sino el llamado del león a retomar el Ciclo de la vida, en el que como él nos reconocemos parte de un grupo y asumimos nuestro lugar en la sociedad; además de la conexión que tenemos con nuestros antepasados y con nuestra naturaleza. Aunque plantea las estructuras  de una  monarquía y esto podría ser mal leído por los adultos,  la buena guía es esencial para conectar al niño con la importancia de pertenecer, de respetar su legado y mantenerlo, y de reconocer en sus padres el puente que lo conecta con parte de su ser, con las experiencias y herencias de quienes existieron antes que él. Hay que verla en familia.

4. Buscando a Nemo

Buscando a Nemo (2003).

Buscando a Nemo (2003).

Productora: Pixar
Reseñada por: Jennifer Argáez Urrego

Esta comedia de Pixar inicia con una tragedia en la familia del pez payaso Marlín que los deja solos a él y a su hijo Nemo, quien tiene una aleta más pequeña que la otra, condición que angustia tanto a su padre que incluso lo hace dudar de sus capacidades acuáticas. Esta percepción enfurece tanto al pequeño pez que un día decide demostrarle a su padre, temeroso frente al océano y a los animales que allí viven, que es fuerte y que sí puede nadar bien. Sin embargo, Nemo es atrapado por un buzo y llevado a una pecera en Sidney. Marlín se atreve entonces a dejar atrás sus miedos, abandona sin dudas el coral y atraviesa el océano con el único objetivo de encontrar a su hijo. A lo largo de este camino Marlín entiende la importancia de enfrentar sus angustias y miedos, de valorar las capacidades de Nemo, de permitirle entrar en contacto con los demás, con el entorno en el que vive y con el conocimiento que le brinda la exploración. Marlín logra incluso convertirse en un pez payaso con sentido del humor.

En 2003 esta película revolucionó al mundo, fue uno de los grandes éxitos de taquilla y obtuvo el Óscar en la categoría Mejor largometraje animado.

5. Mi villano favorito

Mi villano favorito (2010).

Mi villano favorito (2010).

Productora: Universal Studios e Illumination Entertainment
Reseñada por: Mauricio Patiño Acevedo

Gru es el villano más simpático de las películas animadas de los últimos tiempos, es un villano de profesión, y como la mayoría de los “malos de la película” posee un gran talento que infortunadamente canaliza hacia el mal (en su caso detonado por una crianza sin figura paternal en compañía de una madre incapaz de manifestarle amor ni apoyar sus sueños); un villano que vive en compañía de los minions, ese ejército de muñequitos amarillos que hoy vemos en cientos de productos y juegos infantiles.

Más allá de la trama de esta película (un villano que hace todo lo posible por robarse la luna para encabezar la lista de los más grandes villanos de todos los tiempos), lo que nos llama la atención es el drama subyacente que se desarrolla con las coprotagonistas de la película: Agnes, Edith y Margo, tres hermanas huérfanas que sueñan con que algún día las adopte una linda familia pero resultan siendo adoptadas por Gru con el fin de usarlas como una herramienta para cumplir su malévolo plan. A medida que avanzan las escenas los guionistas revelan, entre chiste y chiste, alarmas sobre la realidad por la que pasan los niños huérfanos en nuestra sociedad: Maltrato y discriminación en los orfanatos, explotación infantil llevada a cabo por un villano patrocinado por un banco que invierte en su plan debido a lo lucrativo del crimen, poca —o nula— rigurosidad en el proceso de adopción, entornos domésticos riesgosos, entre muchos otros. Como contrapeso, también nos dejan ver a tres niñas con gran capacidad de resiliencia, una actitud emprendedora y una determinación admirable para convencer a Gru de que les brinde el entorno amoroso al que tienen derecho, todo esto a través del poder irresistible de la ternura.

Obviamente esta película tiene un final feliz —sino podría ser de Hollywood— así que la invitación es a pasar un rato muy divertido en familia y a abrir la sensibilidad a tantas niñas y niños de nuestra sociedad que pasan cada uno de sus días anhelando que por la puerta del orfanato ingrese alguien de gran corazón que les cumpla su derecho a tener una familia, alguien a quien algún día puedan llamar ¡papá!
¿Cuáles de estas películas vieron y qué comentaron los niños acerca de su papá? ¿Qué otras podríamos tener en cuenta para hablar de paternidad? ¡Cuéntanos.en los comentarios o nuestra Fanpage de Facebook! 🙂

Habilidades

, , , , , ,

Publicado el

19 Junio, 2016

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas