Navega en internet: La ciudad de los niños

Recomendado para:

Por Lina Salas Ramírez, Gestora de Comunidades MaguaRED.

¿Por qué construir para ellos edificios encerrados y mínimos, cuando debemos hacerlos conscientes de que la ciudad entera les pertenece?

¿Por qué construir para ellos edificios encerrados y mínimos, cuando debemos hacerlos conscientes de que la ciudad entera les pertenece?

Francesco Tonucci es un pensador, psicopedagogo y dibujante italiano. Ha dedicado su vida a investigaciones sobre el desarrollo cognitivo de los niños en relación con la metodología de la educación. Es autor de numerosos libros sobre el papel de los niños en el ecosistema urbano y su proyecto más importante, por el cual lo estamos reseñando esta vez, es La ciudad de los niños (“La cittá dei bambini”), con el cual rediseñó en 1991 su pueblo, Fano, en función de la población infantil. El proyecto fue un éxito y pronto se replicó en otros lugares del mundo. Tonucci se basa en que la escuela debe tener en cuenta las experiencias vividas de los alumnos en su vida cotidiana y utilizarlo en clase como parte de la construcción, la creación y la apropiación de saberes; por eso mismo, asevera que los espacios públicos y las dinámicas urbanas deben estar consideradas con los niños como centro.

Sus investigaciones se enfocan en el desarrollo cognitivo de los niños, su pensamiento, su comportamiento y la relación entre los conocimientos y la metodología educacional, pero más allá de sus alcances pedagógicos, lo más interesante de La ciudad de los niños está su repercusión política. Al tomar como parámetro a la población de menor edad (por ende la que los demás tienden a proteger, en cierto modo), se cambia el modelo y se garantizan como efecto las necesidades del resto de la comunidad. Lo que plantea no es precisamente aumentar los recursos de inversión en la infancia, o no solo eso, sino partir de la participación de los niños para la construcción de la ciudad; propiciar que los niños puedan vivir una experiencia como ciudadanos autónomos con voz y voto, y así construir una ciudad diversa, pensada para todos.

Según los postulados de La ciudad de los niños, el desarrollo (entendido como mayor producción y consumo) ha privilegiado las condiciones necesarias para la vida del adulto trabajador, dejando de lado las necesidades de otros miembros de la sociedad y de otras necesidades. Por ejemplo, la proliferación del uso del automóvil para aumentar la eficiencia de estos procesos productivos (aunque ha terminado por demostrar que en exceso los atasca) le resta prioridad al derecho humano a un ambiente seguro y saludable, privilegiando las carreteras por encima de las zonas verdes, aceras, patios y plazas. Algo de esto hablamos en esta entrada sobre infancia y espacio público y aún más puedes conocer en la página del proyecto: http://www.lacittadeibambini.org.

ciudadinterna

En el portal se encuentra todo sobre La ciudad de los niños. Entrando al menú El proyecto podrás conocer los planteamientos generales que le dieron sentido. En Las propuestas encontrarás ideas que se han planteado para permitir a los niños que, por ejemplo, salgan de casa sin ser controlados por sus padres, de manera que no se priven del descubrimiento y la exploración que se dan naturalmente a su edad y en la soledad que propicia la toma de decisiones.

La página está estructurada como se haría un documento de presentación de un proyecto. De hecho, verás que las secciones suelen tener una introducción que en ocasiones reitera las concepciones que ya se han mencionado antes en las secciones generales del proyecto, lo que hará la navegación más lenta. Pero si el tema te interesa, leer no será un problema y seguro encontrarás mucha inspiración para aplicar los conceptos en tu ciudad o pueblo. Es esperanzador pensar en los bibliotecarios, agentes educativos y líderes comunitarios de regiones colombianas proponiendo misiones que vayan transformando sus comunidades en función de los niños, y no podemos evitar cumplir con nuestra parte haciéndoles llegar los contenidos y las ideas.

Entonces tendrás que contemplar que aunque hay una sección que se llama “Para los niños”, y aunque pretende dirigirse a ellos, no ha estado pensada en términos de usabilidad, o contemplando las dinámicas de navegación de la población en esta edad. No la veas con ellos, pero no te pierdas esta información tan valiosa y reveladora. En la sección Las actividades verás lo que está sucediendo en las ciudades que se han adherido al proyecto (de las que puedes obtener más datos en la sección La red internacional) y los aspectos metodológicos que cualquiera con esa misma intención debería tener en cuenta. En La investigación encontrarás los aportes que se han seguido haciendo a sus fundamentos y en otras secciones verás incluso material de las escuelas de Tonucci en Italia, algunas noticias, fundamentos de la construcción de laboratorios para la instauración de La ciudad de los niños, y algunas novedades. ¡Date una vuelta y cuéntanos qué opinas!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas