Tres libros de Mary Grueso que enaltecen la cultura afro

La Niña en el espejo, El gran susto de Petronila y La Cucarachita mandinga, son tres libros de Mary Grueso reconocida como una de las 100 mujeres más destacadas del siglo XX y de la ilustradora Vanessa Castillo, que hacen parte de la colección de cuentos ilustrados de niños afrocolombianos de la editorial Apidama y tratan temas complejos como el concepto de belleza, el autoreconocimiento y la discriminación de una manera poética e ilustrada.

Tres historias que son la materialización del propósito de su autora: integrar al espectro de la literatura colombiana, libros que den cuenta del entorno social y cultural del que hacen parte los niños afrocolombianos, así como sus voces e historias. Ambientadas en el Pacífico, enaltecen la cultura de sus gentes y sus aportes a la historia y cultura del país para que sean leídos a todos los niños.

La niña en el espejo

La niña en el espejo (2012) es otro libro infantil de Mary Grueso Romero. En él, una niña negra reconoce su belleza y se da cuenta que la heredó de su madre.

Este texto inspirado en los paisajes de Buenaventura cuenta la historia de Alba Rocío, una niña linda color canela que es admirada por su belleza hasta que un día decide mirarse para ver si esto es cierto. Como cuenta la autora, el personaje de esta niña está basado en un sobrina con el mismo nombre y un pasaje que ella vivió en su infancia. Esta historia que trata el tema del reconocimiento desde una perspectiva más cercana y real, realza la belleza negra y los rasgos que son transmitidos de generación en generación.

“Alba Rocío se autorreconoce. Este es uno de los problemas más serios en mi cultura y región, no nos autorreconocemos. Hay personas que tienen la piel un poco más clara y no se sienten negros y  es importante autorreconocernos. Cuando ella se mira y se pregunta por el origen de su belleza, se da cuenta de que es igual que su madre. Somos las consecuencias de nuestros padres. Somos una mezcla, en la que la belleza es heredada”.

La cucarachita Mandinga

Este cuento está inspirado en una canción de la tradición oral del Pacífico y a la experiencia de la autora como maestra de primaria y toca un tema sensible, la discriminación. Una metáfora que es canción y cuento:

 

“Subiendo la loma al río

en un bejuco de yarè

voló la cucarachita

que estaba aprendiendo a lé”

 

Los del pacífico tenemos la particularidad que omitimos la “d”, la “r”, y la “s” al final de las palabras, cambiándolas de  graves a agudas. Los maestros tienen que saber eso y expresarlo en el aula. No hablamos mal en el Pacífico, cada región tiene su forma de hablar y se identifica al otro por su hablaMary Grueso

La cucarachita del cuento es un personaje que se encuentra de repente en un salón de clase con sus deseos de aprender a leer, a escribir, a bailar y a cantar y sus sueños se ven interrumpidos por la incomprensión de sus compañeros que la expulsan del salón.

“El maestro en el aula lo que tiene que explicar es que la cucarachita no aprende a leer sino a lé”.

Mary grueso escribe para los niños para que, desde las primeras etapas de su vida, los niños aprendan de la cultura negra y a no discriminar.

A nosotros nos ha tocado leer lo de los demás y es momento de leernos para que otros nos lean. Ese es mi principal anhelo, que nos integren al contexto nacional con nuestra diferenciaMary Grueso

La cucarachita es una invitación a que conozcan a las personas y su calidad humana antes de ser discriminadas por color u otras diferencias.

“El que discrimina no sabe el efecto que hace en el discriminado, y el problema es el poder. Querer tener a alguien debajo y hundirlo. En los colegios hay mucha discriminación. La cucarachita fue discriminada  y ella quería aprender a leer y a escribir quería muchas cosas que tenían los demás”.

La cucarachita fue discriminada en el aula porque hablaba raro. Cuando la encontraron, pidieron una escoba para sacarla y ella no quería que la sacaran. Es una metáfora que nos lleva a sentirnos como una cucaracha en un mundo de incomprensión y desconfianza.

El gran susto de Petronila

Este cuento retrata una de las particularidades de la cultura afro que es la solidaridad, la importancia de pensar y actuar en comunidad, así como el papel de la mujer como persona trabajadora, familiar, y capaz de enfrentar cualquier circunstancia.

Petronila es una joven que es enviada por su madre a recoger chontaduros a Córdoba y debe enfrentarse a una situación en la cual corre un grave riesgo, cuando se le aparece una enorme culebra.

“El negro siempre fue comunitario. Teníamos la fortuna de ser solidarios, Si una persona estaba enferma, no necesitan llamar sino que teníamos la costumbre de acompañarlo así estuviera para lavarlo, que quiere decir estar a punto de morir o estar de acompañamiento. Todos ayudaban con lo que podían”

El gran susto de Petronila muestra además otras caras de la zona turística de Buenaventura como la Brujita -vehículo de madera que va por las vías del tren-, los productos propios de la región, como el chontaduro, así como la vida de la mujer campesina y trabajadora.

Mary Grueso, quien además tiene el título de Almanegra o Almadre por el encuentro de mujeres poetas colombianas del Museo Rayo, quien recibió el premio de vida y obra otorgado por el Ministerio de Cultura por su dedicación al enriquecimiento de la cultura ancestral de las comunidades negras raizales, palenqueras o afrocolombianas en 2012, seguirá aportando con sus poemas y cuentos a una niñez libre de discriminación y más igualitaria.  

 

Etiquetas: , , , , , ,

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas