La revolución pedagógica, promovida desde Cuerpo Sonoro

Etiquetas: , , , , ,


Luz del Carmen Montoya
se define como educadora, aunque su trayectoria es amplia en el sector cultural donde ha estado a cargo de varios proyectos enfocados en la primera infancia. En 2012 hizo parte del primer diplomado de Cuerpo Sonoro, y está experiencia se ha manifestado de muchas formas en su trabajo con el equipo de la subdirección de gestión técnica la atención a la Primera Infancia del ICBF, cuando recorre el país encontrándose con agentes educativos que han sido parte del diplomado.

En sus viajes también dicta talleres pedagógicos centrados en las actividades rectoras de la infancia, que en sus palabras son rectoras porque las rigen los mismos niños y que se desarrolla en Cuerpo Sonoro de muchas formas: musicalmente, lúdicamente, artísticamente, literariamente, entre otras. El diplomado explora según ella, principalmente la creatividad, la transformación de la práctica pedagógica, la recursividad y la exploración de las expresiones artìsticas y es aplicable a toda la concepción del niño desde la política de primera infancia de Cero a siempre, que concibe al niño como un ser sujeto de derechos, creativo, cultural, que siente y expresa unos sentimientos que deben respetarse.

Cuerpo sonoro no es una capacitación, su experiencia y la de otros agentes educativos con los que ella se ha encontrado en el camino, es que este diplomado, es un despertar de la conciencia en la que los niños comienzan a ser los protagonistas de su propio desarrollo.

Es cambiar el concepto tradicional de rellenar una hoja, cortar y pegar y en general seguir las instrucciones de la maestra, por promover realmente la creatividad y la exploración del niño. Cuando un niño explora, al mismo tiempo investiga y está generando conocimiento

La transformación y el impacto de Cuerpo sonoro se refleja cuando las maestras desarrollan actividades con lo visto en el diplomado y empiezan a interferir elementos en el aprendizaje como las palmas de las manos, los pies, la misma respiración, y cómo a partir de este recrear con el cuerpo y con los elementos del medio, se crean nuevas situaciones y procesos.

“En cauca, las maestras manifestaron que luego de Cuerpo Sonoro, hubo una transformación, con el que no se necesitó luchar sino que se dio naturalmente en sus vidas para cambiar la relación con los niños y las interacciones mejoran muchísimo. Muchas de ellas tienen vena artística pero no saben cómo desarrollarla. El diplomado les permite explorar esto, así como las incentiva a buscar en internet herramientas como Maguaré o MaguaRED que les ayuden en su práctica pedagógica”.

Cuando Luz va a los centros de desarrollo infantil y a las distintas regiones se encuentra que muchas de las quejas tienen que ver con la falta de materiales. Cuando las maestras entienden desde el diplomado que no hay que tener materiales externos para trabajar la creatividad, sino al contrario que el mismo contexto y espacio lo da todo, hay un impacto. La creatividad despertada desde Cuerpo sonoro, genera una conexión muy fuerte con el reconocimiento del cuerpo, los sentidos y saberes que quizás estaban allí pero que están en sus palabras, dormidos.

Lo segundo que brinda Cuerpo sonoro, según Luz, es un cambio en la práctica pedagógica que hace que maestras, madres comunitarias y artistas generen una relación distinta con los niños. “No es lo mismo que yo esté con los niños porque lo tenga que hacer que generar un proceso sensible que permita fortalecer los vínculos afectivos con los niños”. A partir de este cambio, los maestros entienden que tienen la posibilidad de crear sus contenidos y entender que con cosas sencillas se pueden desarrollar manifestaciones artísticas sin necesidad que los pedagogos sean artistas.

El tercer punto, es el vínculo, en lo que ha evidenciado Luz, cosas tan sencillas como que los agentes educativos canten con los niños, comprende que ellos están creando y generando con ellos y no desde un punto de vista desigual o  impositivo.

Me parece que por donde yo voy, los agentes educativos tienen la misma sensación que yo expresé durante el diplomado. Les cambia la vida y el panorama para crear y generar sus prácticas. Es hacer de la práctica pedagógica una práctica innovadora que cambia la forma de trabajar con los niños y se convierte en un gusto y en una vocación desde el amor y la necesidad de cambio.

El impacto en los niños, es el punto de vista más importante de cómo la cualificación de maestros y agentes educativos y culturales por parte del diplomado se hace relevante. A partir de esta relación agente-niño, los niños son los que generan sus propios procesos y proyectos en el aula y son ellos mismos quienes empiezan a exigir que las actividades se hagan a partir de las experiencias que se viven en Cuerpo Sonoro. “El problema de la formación en general es que la teoría lo envuelve, pero en la práctica no se manifiesta. Cuerpo sonoro, se siente, se expresa y despierta la conciencia”.

La creatividad por su lado, es explorada desde Cuerpo sonoro, sin ningún conductismo, sino que se aprende que esta debe surgir de las preguntas que surjan de los niños y de las situaciones que se presentan en el día a día. Es primordial por otro lado, conjugar esto con las prácticas culturales, y el diálogo de saberes que las maestras y los niños sobre todo en los territorios tienen configurados.

El siguiente paso está en trabajar de la misma forma con los cuidadores, ya que los niños necesitan de un acompañamiento permanente y hay que aprender a replicar estas experiencias con los encuentros con los padres de familia. “Los padres deberían recibir Cuerpo sonoro , que conozcan qué es la atención integral a la primera infancia, así como la importancia significativa de atender con calidad a los niños”.

La familia desde este punto de vista es imprescindible, ya que Luz se ha encontrado con muchos padres de familia que creen que los niños pierden el tiempo cuando no aprenden inglés o matemáticas y cree que estas ideas son las que hay que transformar haciendo un ejercicio con los padres en los que ellos recuerden su infancia. No hacer énfasis en la escolarización en estas primeras etapas, genera creatividad, innovación , autonomía, identidad, y desarrollo de potencialidades y habilidades que es mucho más importante que hacer ejercicios repetitivos que generan que los niños se cansen y tengan un rechazo por la formación y la práctica educativa.

Decirle a un niño que no se salga de línea o que el sol no puede ser morado, está restando la expresión propia de los niños y sus formas de percepción. A un niño que se le guía siempre, le costará tomar una decisión propia que más adelante repercutirá en su vida adulta perdiéndose de saber que tiene la posibilidad de generar cosas grandes y maravillosas

Para Luz, toda la apuesta que se está haciendo desde las distintas instituciones y la política pública de Cero a siempre, se verá reflejada en futuros ciudadanos más solidarios, que promuevan los vínculos de afectividad, comprensivos y más productivos desde su propio ser.

 

Recuerden que están abiertas las convocatorias para todos los agentes interesados en hacer parte de este diplomado en Santa Marta, Rionegro y Pereira. Más info aquí
 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas