Pim Lammers y la diversidad en la literatura infantil

 

 

El cordero que es un cerdito es un libro en el que los personajes viven en una estricta separación: los corderos pastan todo el día en el prado mientras los cerdos ruedan en el barro. Esa es la costumbre y no hay nada que pueda cambiarlo… Hasta que un cordero, el personaje principal de esta historia, aparece. Él descubre que quiere jugar en el barro como cualquier cerdo y lo hace, y a todos, cerdos y ovejas, les parece muy extraño:

– Es que soy un cerdito, dice el cordero y todos piensan que está loco.

El granjero, preocupado, lleva al cordero al veterinario; piensa que los corderos son corderos y los cerdos son cerdos –punto. Pero, ¿qué pasa cuando el sabio veterinario le dice que efectivamente este cordero es un cerdito? Sí señor: este cordero es en realidad un cerdo, confirma el veterinario. El granjero no lo entiende: ¿Por qué luce, entonces, como un cordero? Porque es un cordero solo por fuera, por dentro es un cerdo, responde el veterinario.

 

Este libro publicado en 2017 es una metáfora de la transexualidad; o sea, de una persona, cualquiera, que se siente y es del sexo contrario.

“Al principio, cuando empecé a escribir esta historia, la gente decía que era un libro muy difícil de hacer. ¿Cómo explicar que es la transexualidad a un niño de 4 años? Y la verdad no estoy de acuerdo. No hay temas difíciles en la literatura infantil, todos los temas pueden hacer parte de ella”, dice Pim Lammers.

Él empezó a escribir poesía de amor en primaria cuando se enamoró de unos ojos azules de su clase. Luego cambió la poesía por historias de aventuras y accidentalmente llegó a la literatura infantil.

“En los libros infantiles todo es posible: los gigantes existen, usan magia… Sentía más libertad que cuando escribía libros para adultos, sin embargo los adultos piensan que la transexualidad o el transgenerismo no son temas para niños. Creo que son los miedos de los adultos lo que hace que sean temas difíciles para ellos… Los niños lidian con todo esto y tienen que afrontar preguntas sobre la identidad que están en ellos –muchas veces sin compartirlas por miedo. Los libros infantiles ayudan a encontrar y reconocer esta identidad. Creo que es de las razones principales por las cuales escribí  El cordero que es un cerdito: para que otros niños encuentren su identidad”.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Amigos de MaguaRED

Logo Gobierno de Colombia
Logo Unimedios - Universidad Nacional de Colombia
Logo De Cero a Siempre
Logo Leer es mi cuento
Logo MaguaRED
Logo Maguaré
logo