¿Cómo se dibuja la diversidad?

 

Cada región, cada familia, cada comunidad y cada niño es un #UniversoDiverso. Por eso convocamos, durante todo el mes de mayo, a todos los padres, maestros, cuidadores y amigos de la primera infancia, a participar de nuestra actividad del mes: ¡los niños dibujaron su #UniversoDiverso! Con trazos y colores los más pequeños nos mostraron sus entornos, sus padres, sus mascotas, sus colegios… Recibimos más de quince dibujos de ciudades como Bogotá, Bucaramanga y Oiba, en Santander.

Estas ilustraciones se convirtieron en un canal de comunicación creativo entre los niños y el mundo exterior. Por medio de ellas expresaron de manera espontánea sus emociones, sus intereses y sus manera de percibir lo que les rodea. ¡A través de los dibujos, reconocieron en la diversidad una posibilidad para conocer, crecer y divertirse!

 

 

 

Durante el desarrollo de la actividad recibimos, además de las fotos, dos videos de Claudia Ávila, mamá y profesora, quien, junto a sus hijos, compartió su experiencia y escribió sobre la importancia de ver desde pequeños la diferencia como una oportunidad de crecer. Estas son sus palabras:

“Vivir la diversidad es sin duda uno de los retos más grandes que tienen tanto los protagonistas (los niños) como las familias. Tengo dos hermosos hijos. Uno de ellos es Emmanuel, de 10 años, quien en su momento debió ir a terapias, durante dos años, tres días a la semana, para ayudarlo en su integración sensorial. Y aunque han pasado cerca de seis años, aún nos encontramos con algunas secuelas –resalto que muchos de las características de los niños con problemas en la integración sensorial se suelen confundir con el autismo; Emmanuelito no es un niño al que inviten a las fiestas infantiles o que tenga amigos: al ser tan sincero dice lo que piensa sin medir las cosas o pensar que puede acarrearle problemas en diferentes contextos. Por ejemplo, no es convencional que un niño te diga a ti, como docente, que está aburrido en clase o que te tiene miedo; eso no lo dicen los niños, ellos lo callan. Sin embargo Emmanuel lo dice, lo expresa si lo siente, pero a los adultos les parece “atrevido”.

La semana pasada lloró y me dijo que él no quería ser diferente, que sus compañeros en el colegio le decían que era muy raro. Ser diferente no es malo, lo malo es que como adultos no entendemos que somos los responsables de las cosas que pasan en la escuela o en la calle, como etiquetar a alguien por su forma de moverse, hablar o expresarse. Nosotros los adultos somos los que les decimos a los niños que los demás son “raros” por no vestirse, verse, hablar o ser físicamente como creemos que deben ser. Al expresarlo hacemos que los niños crezcan pensando que todos debemos ser iguales y no a entender que somos diferentes.

Basta con mirarse al espejo, ¡ninguno de nosotros es igual a otro!”.

 

¡La diversidad genera creatividad! Promoverla significa reconocer que detrás de cada niño hay una historia, condiciones sociales, culturales y cognitivas diferentes y que eso es especial: ¡es enriquecedor!

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

1 Comentario

  1. Excelente documento sobre la diversidad y mas aun cuando los niños lo expresan a través de sus vivencias y aquellos hermosos dibujos. que bonito que se promoviera en todos los rincones de nuestro país. Felicitaciones

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo Gobierno de Colombia
Logo Unimedios - Universidad Nacional de Colombia
Logo De Cero a Siempre
Logo Leer es mi cuento
Logo MaguaRED
Logo Maguaré
logo