Romeo y su primer libro: El reloj de los años

Romeo publicó en su cuenta de Twitter esta fotografía con el alcalde de Medellín en la inauguración de la Fiesta del Libros y la Cultura 2016.

Romeo publicó en su cuenta de Twitter esta fotografía con el alcalde de Medellín en la inauguración de la Fiesta del Libros y la Cultura 2016.

Una tarea muy difícil sería describir a Romeo Márquez Vélez con una palabra. “Los niños tienen que expresarse, tienen que decir lo que piensan para que podamos evolucionar; si no, nos quedamos como estamos”, manifiesta a modo de consejo para la humanidad.

Aferrándome a esa relación tan estrecha que ve Romeo entre la capacidad de expresarnos y la de evolucionar, no podría escoger entonces otra palabra para referirme a él: evolucionado. Suena raro, sí. Pero esa premisa tan lógica que plantea puede ser validada científicamente sin ningún problema. Y él se sale del margen de lo común porque tiene un talento especial para comunicarse.

Para quienes estén leyendo esto y se estén haciendo preguntas, verán: Romeo tiene 10 años y hace 2 o 3 venía escribiendo su ópera prima. En ese lapso escribió aprovechando —según cuenta— todos esos lugares en los que no se puede hacer otra cosa que pensar: el bus, el baño, el tren… También durante ese tiempo su proceso creativo lo llevó a cansarse del tema, a dejar de lado el Word, a hacer otras cosas. Pero nunca olvidó su historia y, finalmente, volvió a las letras para materializar su primera obra bajo el título El reloj de los años.

A Romeo, en su proceso creativo, lo acompañaron sus padres y un par de amigos en los roles de editor e ilustrador (Luis Miguel Rivas y César Agudelo, respectivamente). En el mes de septiembre de 2016, libro en mano y junto al alcalde de Medellín, abrió la Fiesta del Libro y la Cultura de la ciudad en el escenario de la ceremonia inaugural. Luego, justo en el pico de afluencia del evento, un sábado en que el Jardín Botánico estuvo gratamente inundado de familias, Romeo compartía los detalles sobre la creación de su libro y, claro, los autografiaba.

“Una cosa lleva a la otra y así hasta que se acabe el mundo”, es la explicación despreocupada de Romeo a un truco de magia rápida que hace con bolitas de papel. Se para y se va. Es un video de los varios que ha publicado en su canal de Youtube.

Es otra faceta de un mismo Romeo creador. La necesidad de expresarse, la certeza de que esa es la clave para la evolución humana. Esos son sus motivos y desde el audiovisual también tiene la habilidad para encantar. Es clara la presencia de la familia: su papá —el Juanda— es también todo un personaje.

Romeo no tiene problema en aceptar que para él hay ciertas cosas en el mundo que no lo enganchan: “Luego de esta introducción, más aburrida que las matemáticas…”, contextualiza algunos de sus videos. Sabe que tiene no uno sino varios talentos para expresarse y, con ello, movilizar causas. El año pasado desde Youtube convocó apoyo para hacer una fiesta con los niños de la Fundación de Atención a la Niñez —regalos incluidos— en reemplazo de la celebración por su primera comunión.

Para acabar de ajustar, Romeo tiene en su cabeza el argumento de su segundo libro, pero además está seguro de que—sin ser la continuación del primero— se basará en el mismo universo narrativo que ya ha venido construyendo. Así son sus certezas a los 10 años.

Y bien, ¿mencionaba al principio algo acerca de la evolución?

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Ir a la barra de herramientas