Educación en casa, una alternativa al sistema pedagógico convencional

 

Lejos de los pupitres, los tableros, las filas, los uniformes, las materias y las tareas existe una opción de aprendizaje en el calor del hogar. El homeschooling o la educación en casa es un estilo de vida en el que las familias eligen educar a sus hijos sin la intermediación de un colegio o escuela: aquí se habla de educación sin escuela y sin instrucción ni dirección formal. 

Las razones por la que las familias optan por esta decisión son múltiples y distintas. Muchas lo hacen por la insatisfacción con el sistema escolar, porque la escuela es ineficaz o insuficiente con las necesidades específicas de los niños. Otra de las razones es el matoneo escolar o las razones ideológicas y religiosas, o porque las mamás y papás se sienten excluidos del aprendizaje de sus hijos.

 

 

Homeschooling, una solución al matoneo

 


Algunas familias toman la decisión de sacar a los niños del colegio por el bien de sus hijos. Tal es el caso de Jazmin Piedrahita, madre cartagenera de dos niñas que hoy en día tienen 10 y 13 años.

“Cuando decidí romper con la escuela a mí no me preocupaba la legalización o los certificados sino la salud emocional de mis hijas y su bienestar”, confiesa Jazmin.

 

Jazmin Piedrahita en una sesión de promoción de lectura con niños.


Cuando su hija mayor tenía 2 años, ella y su esposo empezaron a notar que era demasiado callada. Se refugiaba en ella misma y no compartía con los demás. A los 5 años los médicos afirmaron que tenía una inteligencia precoz o lo que se conoce como ser un “niño superdotado”: ella leía, escribía y armaba oraciones con mucha habilidad. En el colegio tenía excelentes notas, siempre estaba en los primeros puestos, sin embargo todos los días llegaba una queja del colegio: la niña no quiere pintar, no quiere transcribir las tareas, no quería hacer las planas, la niña no quiere asistir a las clases de deporte. “Y era una lucha diaria”, dice Jazmin.

Cuando la niña tenía 8 años la diagnosticaron con Asperger, un tipo de autismo. A pesar del diagnóstico y acompañamiento continuaron los mismos problemas en el colegio y hasta se incrementó el acoso escolar:

“Mi hija sufría mucho, lloraba todos los días y yo lloraba con ella; no tenía más herramientas en el momento. Me sentía totalmente amarrada a la escuela hasta que finalmente decidí que ella merecía ir a su ritmo… El aprendizaje no era un problema, ya que era muy hábil aprendiendo cosas, así que decidí sacarla de la escuela y brindarle espacios de socialización donde ella podía crecer armónicamente”, cuenta Jazmin.

Jazmin, quien estudió licenciatura en filosofía y trabaja como gestora cultural y promotora de lectura, empezó a integrar a su hija en todo lo que hacía; en medio de ese día tras día, mientras daba talleres y tutorías para niños, conoció a varias familias que hacen homeschooling

Ahora Jazmín hace parte de la red de En Familia del Caribe y tiene desescolarizadas a sus dos hijas. Ella se ha vuelto tutora y acompañante de todos los padres que quieren comenzar el proceso de la desescolarización.

 

 

En su labor de acompañamiento a procesos con niños, Jazmín se ha encontrado con todo tipo de diagnósticos: déficit de atención, hiperactividad, asperger, autismo e incluso un trastorno que están estudiando que es el TDG o trastorno generalizado del desarrollo. Son niños que por lo general no encajan en la escuela, pero que pueden aprender a su ritmo e incluso sin que su limitación o necesidad especial sea un inconveniente:

“En su mayoría estos niños son brillantes y sensibles, pero el modelo de la escuela no les permite crecer ni cognitivamente ni emocionalmente… Son niños que salen de la escuela rotos. La escuela en estos casos genera una situación de tensión en ellos y en sus familias que no les permite estar bien”, complementa Jazmin.

 

 

El Homeschooling comunitario y experimental

 

Martha Nubia Mosquera es pedagoga con licenciatura en educación de la Universidad de San Buenaventura, de Cali. Ella lidera el grupo Living Learning Community Program, del Valle del Cauca, una comunidad que hace parte de la red EnFamilia, que apoya a los padres que inician procesos de educación sin escuela.

Hace unos años Martha trabajaba en un colegio de Chía, en Cundinamarca, y una vecina le pedía algunos libros porque hacía educación en casa con sus hijos. Esta experiencia le generó curiosidad. Un día su hijo de tres años llegó cantando reggaetón y ella, quien además tiene un trabajo musical para niños, le impactó mucho que no le enseñaran otro tipo de canciones que enriquicieran más la infancia. Martha investigó sobre el homeschooling y decidió retirar a sus hijos del jardín y renunciar al colegio donde trabajaba.

Inicialmente desocupó un cuarto de su casa para que fuera el área de estudio de sus hijos. Luego, con el tiempo, comprendió que eso tampoco era lo que ella quería, así que empezaron –ella y sus hijos– a ir todos los días a la recién inaugurada Biblioteca Julio Mario Santodomingo. Allí Martha escogía libros y los leía en voz alta con sus hijos; con el tiempo los niños fueron eligiendo lo que querían leer hasta que la función de Martha fue solo acompañarlos. Si los libros eran de animales Martha buscaba la forma de que aprendieran más sobre ellos, si eran sobre asteroides los llevaba al planetario… Así empezó a fortalecer el conocimiento de sus hijos a través de los intereses de cada uno.

A la par de estas actividades Martha empezó a reunirse con algunas familias que también estaban en el proceso de educar a sus hijos en casa; juntos se reunían de vez en cuando para que los niños compartieran: iban al parque o se inventaban algún evento.

 

Martha Nubia Mosquera.

 

A finales de 2015 Martha se mudó a Cali y fundó el grupo Living Learning Community Programun grupo en el que varias familias se reúne para plantear distintas actividades alrededor del homeschooling. El objetivo es que los padres compartan sus conocimientos: los que saben física o química elaboran experimentos en la cocina, en el parque, en alguna institución; los que saben biología hacen salidas con los niños al zoológico o al Jardín Botánico… Así los niños se acercan al conocimiento, comparten con su familia y amigos, y van explorando sus intereses. Para Martha la parte experiencial en los niños es primordial porque es lo que permite un aprendizaje significativo.

 

 

Homeschooling y la reivindicación de la mujer y el éxito

 

Catalina Heincke es mamá de cuatro hijos: la menor de sus hijas tiene un año y medio, y la mayor tiene 13 años. Ninguno de sus hijos ha sido escolarizado. Catalina es ingeniera industrial y aspirante a un máster en Desarrollo Rural. Ella se inspiró a hacer escuela en casa a partir de una conferencia de liderazgo personal y corporativo cuya premisa era que el liderazgo empezaba por casa. Después de dialogar con su esposo sobre esto, los dos entendieron que lo que querían era entregar al mundo líderes con responsabilidad y valores morales altos. En ese momento Catalina tenía una carrera en ascenso, pero, después de pensarlo, decidió retirar a sus hijas del jardín y, por ende, retirarse también de su trabajo:

Investigué mucho. Vi que en España a pesar de que era ilegal y que hacían procesos judiciales a las familias, estas familias desescolarizaban a sus hijos. Primero me dije que el jardín no importaba mucho, luego que la primaria no importa mucho y, mire, ya vamos en el bachilleratodice Catalina, sonriendo

“El primer obstáculo y el más fuerte fue dejar la carrera porque socialmente se te tilda de que si tú estás en tu casa y estas con tus hijos ejerciendo el derecho a ser mamá, eres una fracasada”.  

Catalina fue esa estudiante ejemplar. Le iba muy bien en la escuela, luego en la universidad fue monitora de varias clases y cuando empezó su vida laboral era incluso de las que mejor ganaba de sus compañeros. Cuando empezó con homeschooling empezó a recibir comentarios como: Y a usted, ¿qué le pasó? ¿Quién le dañó la cabeza? ¿Qué bicho le picó?… Sus papás le dijeron que nunca le iban a perdonar haber dejado su carrera; decían: “¿Cómo va a la universidad y luego hace una maestría para quedarse en la casa criando chinos?”.

 

 

“La presión era fuerte, pero poco a poco lo que he ido encontrando es que uno siendo mamá desarrolla habilidades que no se desarrollan en el trabajo. Hago consultorías y me encuentro con mis compañeros que aún me llaman para proyectos y lo que siento profesionalmente es que en la casa he desarrollado la habilidad de equipo, liderazgo, estrategia, manejo de recursos… Puedo estar desactualizada del lenguaje cooperativo pero por lo general en dos meses estoy manejando el equipo de trabajo. Es un estigma que las mamás que estamos con nuestros hijos seamos unas fracasadas. La familia se muere de la angustia que yo no quiera los certificados que validen los cursos de los niños año a año”, confiesa Catalina.

Los niños que han crecido en estas experiencias de escuela en casa y a diferencia de lo que la sociedad puede pensar son niños que son sociables y desarrollan potencialmente otras características: también son excelentes lectores, creativos, curiosos y, por lo general, cuando no saben algo y lo quieren aprender lo hacen rápidamente.  

 

 

Nuestra cultura nos ha hecho alejarnos de nosotros mismos, de nuestro centro y de nuestro ser. Hay una sensación de éxito en estar muy ocupado, pero el ir hacia dentro, el estar bien contigo mismo es donde se encuentra el éxito verdadero; la paz, armonía y felicidad. Eso es lo que he encontrado con mis hijosConcluye Catalina

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

3 Comentarios

  1. Es maravilloso encontrar un escrito como este, que te abre la mirada a que desde adentro podemos crear una nueva realidad, valorando el verdadero camino importante. Me han animado a continuar este camino con mi hijo. Gracias de corazón.

    Responder
  2. Quisiera saber como podria iniciar este proyecto

    Responder
    • Paula, la recomendación es ampliar la información sobre el tema. En la entrada hay algunos enlaces de asociaciones en Colombia que dan seminarios, conferencias y talleres. Sugerimos comunicarse directamente con ellos.

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo Gobierno de Colombia
Logo Unimedios - Universidad Nacional de Colombia
Logo De Cero a Siempre
Logo Leer es mi cuento
Logo MaguaRED
Logo Maguaré
logo