La lectura, un súper poder para los niños

 

Los recién nacidos leen. Es más, antes de nacer, cuando están en el vientre de su madre, pueden hacerlo. Y no nos referimos a la lectura tradicional, la de las letras que forman palabras y juntas tejen ideas que desarrollan una serie de pensamientos, historias, representaciones y argumentos sobre el papel –en general. La lectura a la que hacemos referencia es aquella que utiliza todas las posibilidades expresivas de su acción y vincula el cuerpo, todo el cuerpo, en la comprensión del mundo. Sí, los recién nacidos leen –y la primera infancia lo hace, en general– porque leen su entorno a través de los sonidos, el tacto, el gusto, el olfato, la vista, los movimientos, los sentimientos.

Entre los 0 y los 6 años el ser humano crece y cambia más rápido que en cualquier otro ciclo vital. En este periodo el cuerpo madura, en general, y el crecimiento y el desarrollo cerebral se produce, día tras día, en un abrir y cerrar de ojos –literal. Entre los 0 y los 6 años el cuerpo del niño desarrolla sus capacidades motrices, sus capacidades básicas del lenguaje, los pensamientos simbólicos, aptitudes intelectuales y las bases de las interacciones sociales.

Y aunque lo anterior se fundamenta en un proceso biológico, su resultado depende de las experiencias estimulantes que se generan alrededor de los niños. La lectura, sin duda, es un factor determinante:

“En la primera infancia leer no es una actividad aislada ni puramente intelectual, sino que se relaciona con oír, mirar, oler, tocar, probar y moverse (…) Los bebés comienzan “leyendo” con los oídos, con el tacto y con todo el cuerpo”, escribió la escritora y promotora de lectura, Yolanda Reyes.

Cuando un cuidador, padre o maestro le lee a un niño en voz alta y lo mira y produce sonidos y le señala y lo deja tocar y probar, y juega con él, entonces el cuerpo del pequeño recibe estímulos que ayudan a su desarrollo cognitivo, al desarrollo de su lenguaje oral y su desarrollo emocional. El niño, a partir de la lectura, así no lo entienda todo, está construyendo significados de su entorno: se está aproximando al mundo exterior con el mundo interior. La lectura es una de las prácticas sociales más influyentes para afianzar los vínculos afectivos entre los más pequeños y, en primera instancia, los padres o cuidadores y, luego, la familia, la escuela y la sociedad en general.

Así, pues, la lectura en la primera infancia es un factor determinante para que los niños ejerzan su ciudadanía en condición de equidad, respeto y dignidad:

“El contacto temprano con la palabra, en todas sus posibilidades expresivas, es la llave del conocimiento, supone la apertura al mundo de los afectos, a la creatividad; es el elemento emocional fundamental para la construcción del ser humano”, escribieron los especialistas del Laboratorio Emilia, un proyecto que produce contenidos para la formación de mediadores de lectura.

En Colombia, desde la implementación de la política De Cero a Siempre y el Plan Nacional de Escritura y Lectura (Leer es Mi Cuento), la lectura en la primera infancia se establece como una política pública nacional en la que se planean y ejecutan acciones para su fomento y disfrute. Una de las acciones emprendidas por el Ministerio de Cultura es la Estrategia Digital de Cultura y Primera Infancia a la que pertenece Maguaré, el portal de contenidos más importante de América Latina destinado en exclusiva a los más chiquitos.

Se vale leer… no solamente en los libros

 

 

En Maguaré hay más de 20 karaokes con subtítulos en letras grandes y coloridas que permiten leer las canciones al ritmo de la música. También hay dos colecciones de libros con títulos especiales para primera infancia: “La fiesta de la lectura” y la “Serie Leer es mi Cuento”;allí podrán encontrar historias clásicas de la literatura universal y obras con un gran sabor local. El portal cuenta con una colección de e-books que se pueden descargar fácilmente para explorar y descubrir misterios, tomarse fotos con los personajes, recorrer Colombia de la mano de un niño aventurero, o, si se sienten muy osados, podrían sumergirse en la mitología extraordinaria del pueblo Quillasinga. Otra juguetona manera de abordar las letras, las palabras y las historias es retar a los niños a descubrir palabras ocultas, misteriosas, enredadas en medio de una adivinanza. Y ni qué decir de los trabalenguas, que enredan la lengua una y otra vez..

¡¡Vamos a leer con los niños!!


Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

2 Comentarios

  1. que buen vídeo, para compartirlo con los niños

    Responder
  2. Me parecen muy interesantes todos los textos por lo cortos,su temática es muy divertida y agradable.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo Gobierno de Colombia
Logo Unimedios - Universidad Nacional de Colombia
Logo De Cero a Siempre
Logo Leer es mi cuento
Logo MaguaRED
Logo Maguaré
logo
-->